10 frases para emponderar tu actitud

Ya deja de esperar que las cosas pasen. Sal y haz algo para que sucedan.Ya lo sabes… cómodamente sentado en tu sofá preferido o en la silla de tu trabajo nada pasará si no haces algo al respecto. Toma la ruta.

Una buena forma de empezar hoy, es organizarte! Toma el primer paso y cumple tus metas usando Gamekip.

Mañana siempre es un mejor momento para comenzar. Y mañana será mañana. Y así. La procrastinación es una maldición costosa. Dejar las cosas para después no solo lleva a la falta de productividad, sino también a todo tipo de angustias, lamentaciones y daño a la autoestima, afirma el periodista científico, Wray Herbert.

La comodidad de la inactividad, de no cambiar nada, de no evolucionar y quedarse estancado no nos lleva a ningún sitio, sino a permanecer donde estamos.

«La vida siempre da dos opciones: la cómoda y la difícil. Cuando dudes, elige siempre la difícil, porque así siempre estarás seguro de que no ha sido la comodidad la que ha elegido por ti». Adolfo Suárez

Así que ¡adelante! Toma las riendas de tu vida en primera persona. Hoy es el mejor día para comenzar. Te regalo 10 frases estimuladoras y contagiosas que, seguramente, serán positivos impulsos para la toma de partido de tu vida. A mi me gusta leer y compartir citas, ¿será que es difícil escapar de la heurística de referencia?

Eres co-creador y co-responsable de que tus circunstancias actuales sea como son.

01. — «La vida siempre da dos opciones: la cómoda y la difícil. Cuando dudes, elige siempre la difícil, porque así siempre estarás seguro de que no ha sido la comodidad la que ha elegido por ti». Adolfo Suárez.


02. — «Fe es dar el primer paso, aunque uno no vea la escalera completa». Martin Luther King.


03. — «No os quedéis estancados. Todo, absolutamente todo, se puede mejorar. Nadie sabe en qué dirección, o en qué sentido, pero si continuas quejándote y conformándote, te será muy difícil ser innovador o creativo». Guy Kawasaki


04. — «Nunca andes por el camino trazado, pues te conducirá únicamente hacia donde los otros fueron». Graham Bell


05. — «La esencia del impacto es decir las cosas de la forma en que otros jamás las han dicho». William Bernbach.

06. — «No existe la libertad, sino la búsqueda de la libertad, y esa búsqueda es la que nos hace libres». Carlos Fuentes


07. — «Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar». Nelson Mandela


08. — «Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo». Julio Cortázar


09. — «La libertad no necesita alas. Lo que necesita es echar raíces». Octavio Paz


10. — «Creo que nunca hay que perder la niñez y la locura: el adulto que abandona la infancia abandona la creatividad». Federico Manuel Peralta Ramos.

«It does not matter how slowly you go as long as you do not stop». Confucius

Fuente: Gustavo Martin

Anuncios

Nuevo Secreto para Incrementar la Productividad de tus Empleados

Qué pasa cuando la “Gestión de proyectos”, el término que engloba la planificación, ejecución y el seguimiento de los proyectos y actividades que se realizan dentro de una organización, se encuentra con Gamificación, la palabra de moda para la aplicación de mecánicas de juegos en entornos de trabajo, en un esfuerzo para incrementar el compromiso de los empleados y la productividad?

En una palabra: Gamekip.

Esta nueva empresa ha lanzado un software que permite la organización de las actividades, fechas de entregas y metas de una empresa en un ambiente que promete impulsar la motivación de los empleados, haciendo uso de técnicas comprobadas científicamente basadas en los tres pilares de la motivación humana: Autonomía (Yo controlo), Maestría (Yo mejoro) y Propósito (Yo hago una diferencia).

Screenshot from 2015-09-15 20:47:50

Esencialmente, Gamekip proporciona un espacio dedicado a los líderes para planificar y dar seguimiento a todas las actividades, sin olvidar el impulso que generan las recompensas y el reconocimiento por el trabajo realizado para los empleados. La idea es que si los empleados entienden que, debido a su trabajo, obtienen recompensas y reciben constantemente retroalimentación sobre su progreso, estarán más comprometidos y productivos.

Screenshot from 2015-09-15 20:23:33

Una de las aplicaciones más evidentes de la gamificación son los programas de fidelización, donde ya contamos con iniciativas como MyStarbucksReward, que consiguió unos resultados impresionantes con su implantación.O tros ejemplos más cercanos y que muchos conoceréis son Foursquare o Miso, que incluyen este tipo de mecánicas como parte de su experiencia de usuario.

Una forma de usar gamificación: Medallas.

Lo que si queda claro es, que este es el primer software de gestión de proyectos que se enfoca en impulsar la motivación y productividad de esta forma.

8 Ejercicios Para Activar Tu Creatividad

Hay momentos en la vida de todos nosotros que, repentinamente, sentimos que nos quedamos sin ideas. La fábrica deja de funcionar y entramos en pánico. Esto sucede más frecuentemente de lo que pensamos y basta con observar como fuimos educados para encontrar una respuesta al hecho. Afortunadamente, la creatividad es una capacidad que podemos recuperar y activar con trabajo y constancia. Así que me pareció oportuno compartir con ustedes algunos ejercicios para activar tu creatividad y apretar «play» para desarrollar tu capacidad creativa. Son ocho sencillas claves que, ojalá, se conviertan en un hábito.

“Si lees los libros que todos los demás leen, solo podrás pensar lo que todos los demás…”

1.- Muestra lo que haces. Deja ya de guardar ideas o propósitos en un cajón o libreta.

2.- Prueba nuevos métodos o técnicas, ya sea que tengan relación con tu actividad o que sean con un giro totalmente distinto. Cambia tu marco de referencia, cuestiónalo. Hazte la siguiente pregunta: ¿y por qué no? El hecho de hacer algo diferente rompe ciertas «zonas de confort» y nos estimula al desafío creativo.

3.- Compara tus ideas o proyectos con otros autores, colegas o personas. Pregunta, consulta, pide una opinión; pon el tema sobre la mesa y verás como tu entorno se transforma en un círculo virtuoso. Acepta opiniones distintas a la tuya.

4.- Accede al aprendizaje o información. Realiza capacitaciones, lee, haz cursos y talleres. El saber en este caso ocupa lugar; un espacio valioso y necesario para alimentar la información y contenido en los «cajones» de tu cerebro. Recuerda que el pensamiento productivo consiste en generar ideas y respuestas novedosas haciendo uso y mezclando los elementos que están en nuestros cajones de datos.

5.- Influenciar y contagiar a nuestro entorno. Transmite tu conocimiento y motivación para –como te comenté anteriormente– generar un círculo virtuoso. Comparte tus ideas y recuerda esta frase de Steve Jobs: «muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas.»

6.- Arrancar, no perder más el tiempo. Deja de esperar que las cosas pasen, sal ahí fuera y haz que pasen. Confía en ti mismo, si no lo intentas nunca sabrás. No acumules ideas ni te conviertas en un especialista en completar cuadernos o libretas con listas de ideas para hacer. No solo estarás haciendo trabajar a tu cerebro sin una meta, sino que, probablemente, pierdas la motivación.

7.- Encontrar estímulos. Ken Robinson dice que «la imaginación es la fuente de todo logro humano» y tiene toda la razón. La creatividad es sinónimo de descubrimiento, imaginación e improvisación. Para estimular y desarrollar tu creatividad es necesario que vivas en estado de curiosidad constante, observando todo y a todos.

8.- Nutrir a nuestra red. Participa en foros y ámbitos donde puedas dar tu punto de vista. Comparte tus experiencias.

Pon en práctica estos consejos durante 21 días seguidos – que el es tiempo que tarda el cerebro en convertir una actividad en hábito – y cuéntame como te fue.

¿Cómo encontrar de todo en todas partes?

Hoy ya no creamos solos o de manera aislada. La creatividad se construye por medio de la interacción entre nuestras ideas y las de los demás. Las experiencias no solo desarrollan nuestras habilidades, sino que también afectan a nuestras respuestas emotivas a cosas y eventos. Por esto mismo y por lo escrito anteriormente, recuerda:

– Sé una esponja, pero elige una marina no un estropajo. Se trata de absorber, no de limpiar.

– Ten un cuaderno o libreta a mano que puedas llevar a todos lados. Sigue el ejemplo de Leonardo Da Vinci que, desde los 13 años, registraba todo en su «libro del taller».

– Observa: todo, en todo momento. Siempre hay algo nuevo que aprender

– Elabora una base de datos. Construye tu propia biblioteca, mental y física.

– Trabaja con un concepto en mente. Escribe tu desafío creativo.

Para el final, te dejo esta frase de, Haruki Murakami, que resume el tema de hoy, «si lees los libros que todos los demás leen, solo podrás pensar lo que todos los demás piensan».

Fuente: Gustavo Martin

El éxito de las relaciones humanas consiste en dar

El éxito en las relaciones humanas consiste, primero, en dar, después en dar más y, por último, seguir dando.

¿Te ha quedado claro? Si son los demás los que verdaderamente valoran y convierten tus acciones en un conjunto exitoso para alguien diferente a ti mismo, como decíamos el otro día, se revela evidente que el éxito en las relaciones personales se encuentra en lo que les aportes a los de enfrente, y aportar es sumar a alguien de tu parte, es darte, es dar. Más alto se puede decir, más en negrita y más grande se podría escribir, pero no más claro. Hay un antes y un después de esta afirmación, si la interiorizas y empiezas a aplicarla. El mundo de hoy no es el mejor de los escenarios, con tanta información y tanta manipulación, con tanta velocidad y ensimismamiento, pero es nuestra obligación no dejar que eso suceda irremediablemente y acabe por conminarnos en vivencias personales totalmente aisladas de la realidad e inscritas en una virtualidad mal entendida.

Por nuestro natural, tendemos mujeres y hombres a relajarnos en las relaciones de amistad, de pareja, laborales o lúdicas con el transcurso de las mismas. Parece que nos cansemos de los mismos escenarios pasado un tiempo y, bien mirado, es razonable si se tiene disposición a ser sincero y justo. No lo considero malo, sino normal, pues el ser humano tiene una querencia natural por transformarse que habita en la base diferencial de nuestra especie, lo que nos ha hecho humanos y especie dominante en el planeta: la curiosidad y las ganas de crecer y evolucionar, de buscar cosas diferentes y nuevas. Si bien cierto es, por ende no se puede olvidar tampoco la fantástica potestad que albergamos para apostar por puntos fuertes de voluntaria elección y ser capaces de movilizarnos por ellos, transformando el mundo desde nuestras elecciones. Es una capacidad “innovadora” que dota de interés continuo y remozado a cualquier situación perenne, un poder que nos permite salvaguardar de una involución no deseada cualquier relación que requiramos.

Como ejemplo, mantener en el amor de una pareja la misma intensidad que se tenía al inicio, en una adolescencia o en los encuentros primeros, por poner un par de casos, es del todo improbable, pues el descubrimiento se produce en un periodo de tiempo determinado. Ahora bien, también lo es que dicho amor no madure al calor de los acontecimientos superados en común y en un proyecto conjunto querido por ambos. Por tanto, esa tendencia natural que se presenta en todas las facetas de la vida no es óbice para conseguir momentos que sí tengan la intensidad que promueve el crecimiento de dicha relación, momentos seleccionados, y preparados incluso, en los que radiquen la magia de nuestra aportación, de la consciencia de lo importante que esa persona es en nuestra vida y el modo en que lo note, si nos aferramos al ejemplo. Para ello, y estamos hablando de un caso tan singular como el de la pareja, hay que seguir dando siempre… ¿Qué no será, pues, donde no nos conocen y no tenemos un histórico positivo que nos respalde (suponiendo que la pareja se lleve bien, claro está, jajaja…)?

Pues serán fundamentales, de entrada, una buena cortesía y una sincera aproximación. Estar por todo tipo de detalles que hagan sentir y entender al interlocutor que nuestra intención primera es dar, estar por el otro para ayudar cuando sea menester y que lo que le pasa a esa persona nos importa. Y que es y será así. Si le contagiamos que sentimos su valor y que lo que le ofrecemos consideramos que tiene valor para él, aunque hayamos venido a venderle una Enciclopedia Británica por fascículos nos escuchará de buena gana. Adentrarnos en ese “todo tipo de detalles” será mi objetivo en adelante, pero partiendo de una férrea e inquebrantable voluntad de uno mismo por cumplir la máxima del título de este artículo: para triunfar en el mundo de las relaciones personales, o sea, sociales, el primer requisito es querer dar, darse a los otros, el segundo es seguir queriendo pasado un tiempo y, por último, no desfallecer en ello nunca. Sin esa decisión personal, no hay ninguna garantía de éxito, por lo que os conmino a que vayáis meditando el alcance de vuestra predisposición.

Fuente: Máximo potencial

¿Cómo las personas actúan entre sí? (Test de personalidad de Myers)

En el mundo de hoy: global, competitivo, digital e interconectado, donde se realizan alianzas para optimizar recursos, se trabaja en equipo y se exigen resultados inmediatos, es importante conocer algunos aspectos y herramientas que potencien la efectividad e interacción del ser humano, ya que a pesar de la interconectividad, la tecnología y los avances científicos, son las personas quienes están al frente de estos procesos.

Los especialistas en el comportamiento del ser humano,  opinan que aunque cada persona es única, hay ciertos comportamientos generales que se pueden agrupar, por lo que han establecido “tipos de personalidad” con sus respectivas características.

Tipos de personalidad

¿Qué es la personalidad?

En Wikipedia se define “personalidad”: totalidad de características personales que interactúan dinámicamente entre sí para producir aquel estilo relativamente estable de desenvolverse individual y socialmente que un individuo posee”

De acuerdo al planteamiento de Katherine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers, quienes basaron sus estudios y teorías en la propuesta de los arquetipos de Carl Jung, todas las personas pueden ser clasificadas, usando uno de los siguientes cuatro pares de criterios que contienen las ocho preferencias básicas de los seres humanos:

Pares de criterios:

  • Extrovertido – Introvertido: cómo enfocan su atención u obtienen su energía.
  • Sensorial – Intuitivo: cómo perciben o toman la información.
  • Racional – Emocional: cómo prefieren tomar decisiones.
  • Calificador – Perceptivo: cómo se orientan hacia el mundo exterior.

Preferencias:

  • E – Extroversión: preferir enfocar su atención en el mundo exterior y en las cosas.
  • I – Introversión: preferir enfocar su atención en el mundo interior, en las ideas y en las impresiones.
  • S – Sensorial: enfocarse en el presente y en la información obtenida con sus sentidos.
  • N – Intuición: enfocarse en el futuro, en las posibilidades.
  • T – Pensamiento: basar las decisiones en la lógica y en el análisis objetivo de causas y efectos.
  • F – Sentimiento: basar las decisiones primeramente en los valores y en la evaluación subjetiva de las preocupaciones centradas en las personas.
  • J – Juzgamiento: preferir abordajes planeados y organizados con respecto a la vida y a las situaciones definidas.
  • P – Percepción: gustar de abordajes flexibles y espontáneos, eligiendo opciones amplias y desestructuradas.

Indicador Myers-Briggs

Más conocido por MBTI según sus siglas en inglés, el indicador Myers-Briggs es un test de personalidad  y su objetivo es dar información acerca de la personalidad en general de un individuo. No está diseñado para diagnosticar ningún tipo de trastorno psicológico. Se centra en la forma de ver el mundo de la persona que toma la prueba, así como su forma de relacionarse con los demás, ayuda a identificarpreferencias personales y por ende qué tipo de personalidad se tiene. El objetivo del test Myers-Briggs  es determinar si el individuo prefiere interactuar con el mundo exterior o si por el contrario opta por quedarse en su mundo interior; cómo decide acercarse a la información, si con los sentidos o con la intuición; si las decisiones las toma en la razón o en la emoción y por último descubrir cómo se acerca al mundo, si con percepciones o con juicios.

Técnica

Se presentan 70 preguntas de opción múltiple y el resultado responde a determinar las bases de las 8 preferencias presentadas en 4 dicotomías (par de opuestos psicológicos). Estas preferencias se combinan para producir un tipo particular. En definitiva se pueden dar 16 tipos dentro de los cuales es más fácil clasificarse en uno de ellos.  Nadie pertenece completamente a un sólo tipo, pues todos compartimos rasgos de los demás, sin embargo sí puede dar una aproximación muy acertada del tipo de personalidad. Para un mayor conocimiento y entendimiento de las diferentes combinaciones resultantes se puede consultar http://www.odiseajung.com/tipos-psicologicos-jung-mbti/.

Este test se puede utilizar para procesos de conocimiento interior, desarrollo personal, pedagogía, coaching, procesos grupales, procesos de capacitación en relaciones, trabajo en equipo, habilidades gerenciales y de liderazgo, generando cambios significativos en aquellos individuos en los que se aplica.

Para realizar el test puede ir al siguiente link: Test de Jung.

Una  última reflexión

El ser humano es un ser social, es decir se desarrolla y evoluciona en unión e interacción con otros. Su forma de relacionarse y comunicarse con los demás depende de qué tanto se conozca a sí mismo y entienda los procesos de intercambio de información y de la interacción con los demás. Para ello, el test de personalidad de Myers – Briggs es una herramienta valiosa que le permite a cada individio conocerse a sí mismo y entender cómo las personas accionan entre sí en el momento en el que interactúan. Los indicadores resultantes de la aplicación del test pueden ser útiles en la elaboración de un plan de mejoramiento personal, de un proyecto de vida y de cómo desarrollar al máximo el potencial personal.

Fuente: Aula Interactiva

7 formas de mantenerte en positivo la mayor parte del tiempo.

Ha quedado sobradamente demostrado que mantenerse positivo es un factor clave para mejorar la salud, las relaciones, los resultados profesionales y para sentirse más realizado. Veamos siete claves para mantenerte positivo.

1.-La actitud lo es todo.
La actitud no es más que las “lentes” a través de las cuales tu ves el mundo y lo que te sucede. Una misma situación te hará sentirte de manera muy diferente según te enfrentes a ella con una buena o una mala actitud. ¿Sueles ver las cosas por su lado negativo? Si es así, comienza a esforzarte por cambiar. Imagina cuanto cambiaría tu vida si mirases siempre desde la perspectiva positiva cualquier situación.

2.-Trata a los demás con amabilidad y respeto.
Valora a cada persona con la que te relaciones. Valora que esas personas tienen sus propios sentimientos y su perspectiva de la vida, que no tiene porque coincidir con la tuya.

3.-Evita las comparaciones.
Estar constantemente comparándote a ti mismo con los demás te restará una cantidad increible de energía. Mirar a los demás enfoca tu atención en el exterior, en lugar de enfocarla en tu interior para determinar que mejoras debes introducir en tu vida para alcanzar tus mayores objetivos. Deja de compararte con nadie. Tu eres único y especial.

4.-Acepta la responsabilidad por tus acciones, tus resultados y tu vida.
No escurras el bulto. Es muy común tratar de buscar culpables a nuestro alrededor cuando las cosas no salen bien. Acepta de una vez por todas que tu eres el responsable de tu propia vida. Decide tomar el control. Deja ya a un lado las excusas y ponte manos a la obra. Si algo sale mal, aprende de ello y vuelve a intentarlo con mayor determinación. Utiliza esos obstáculos como peldaños hacia tu éxito.

5.-Haz una lista de lo que has conseguido en la vida.
Andamos tan ocupados en nuestras rutinas diarias, que pocas veces nos paramos a reflexionar y a celebrar los logros que hemos ido consiguiendo. Toma conciencia de lo que vas avanzando. Eso te aportará energía y te situará en la dinámica de “Yo puedo hacerlo”.

6.-Valora a las personas que te rodean.
Familiares, amigos, compañeros de trabajo, y otras personas que entran en relación contigo cada día, seguro que están aportando cosas importantes a tu vida. Agradéceles que sean parte de tu “equipo” en la vida. Haz que se sientan valoradas y queridas. Podemos dar aprecio, amor y reconocimiento de manera ilimitada. No seas avaro con los elogios.

7.-Disfruta de manera apasionada todas las pequeñas maravillas que te ofrece la vida.
El simple hecho de estar vivo te brinda la oportunidad de disfrutar de cosas maravillosas cada día. Una simple sonrisa, ver una pequeña flor, un detalle de tus hijos, una comida especial, un proyecto bien terminado, un momento de descanso… La vida esta llena de pequeños momentos maravillosos y extraordinarios. Comienza a vivirlos con pasión. Disfrútalos, saboréalos… y harás de tu vida una auténtica fiesta.

Fuente: Máximo Potencial

El cruce de caminos entre ‘deberías’ y ‘debes’.

Esta es una historia sobre dos caminos: ‘deberías’ y‘debes’. Es un alegato para cualquier persona que ha elegido ‘deberías’ durante demasiado tiempo —meses, años, tal vez toda la vida— y siente que es hora de darle una oportunidad al ‘debes’.

Hay dos caminos en la vida: ‘deberías’ y ‘debes’. Llegamos a este cruce una y otra vez; y cada vez, podemos elegir.

Durante el último año he elegido ‘debes’ una y otra vez y fue petrificante. A veces fue oscuro. Pero nunca, jamás, cambiaría el año pasado por nada. Este ensayo reúne mis tres puntos clave sobre la experiencia. Es para cualquiera que esté pensando en dar el salto desde ‘deberías’ hasta ‘debes’. Cualquiera que quiera seguir la energía que está en lo más profundo de su pecho, pero no esté muy seguro de cómo hacerlo.

‘Deberías’ es cómo los demás quieren que nos mostremos al mundo: cómo se supone que debemos pensar, lo que podríamos decir, lo que debemos o no debemos hacer. Es la gran variedad de expectativas que los demás tienen sobre nosotros. Cuando elegimos ‘deberías’ el viaje es suave y el riesgo es mínimo.

‘Debes’ es diferente: ni son opciones, ni tenemos otra opción.

‘Debes’ es lo que somos, lo que creemos y lo que hacemos cuando estamos solos con nuestro yo más auténtico y verdadero. Son nuestros instintos; nuestros deseos y anhelos; las cosas, los lugares e ideas por las que nos desvivimos; la intuición que se hincha en lo más profundo de nosotros.‘Debes’ es lo que sucede cuando dejamos de conformarnos con los ideales de los demás y empezamos a conectar con los nuestros. Porque cuando elegimos ‘debes’, dejamos de buscar la inspiración ahí fuera. En su lugar, estamos escuchando una llamada interior que proviene de algún lugar luminoso y misterioso.

‘Debes’ es por lo que Van Gogh pintó toda su vida sin recibir reconocimiento público. ‘Debes’ es por lo que Mozart representó Don Giovani y Coltrane, interpretó su nuevo estilo musical —aunque los críticos lo calificaran como feo—. ‘Debes’ es por lo que ese abogado de unos treinta años pasó tres de ellos escribiendo su primera novela, sólo para ser rechazado por tres docenas de editores. Él atendió su vocación, finalmente recibió un “sí” y es por eso que John Grisham es un nombre muy conocido en la actualidad. Sin embargo, ‘debes’ no es algo exclusivo de escritores, pintores y compositores.‘Debes’ es por lo que Airbnb tuvo que vender cajas de cereales para llegar a final de mes porque nadie les quería dar dinero y toda métrica conocida decía que debían abandonar.

Mientras trabajaba en Mailbox me encontré con una charla en TED de Stefan Sagmeister sobre trabajos, carreras y vocaciones.

Hablaba acerca de sus diferencias y empecé a preguntarme cuál de ellas tenía yo. Al mismo tiempo, estaba leyendo una biografía sobre Picasso.

En ella, Arianna Huffington describe la alegría que sintió al saber cómo Picasso eligió vivir su vida:

Cuanto más investigo sobre su vida y más hurgo en su arte, más se funden. Picasso decía: “lo que cuenta no es lo que hace un artista, sino lo que es”. Pero su arte fue tan meticulosamente autobiográfico que lo que él hizo fue lo lo que era.

La vida de Picasso se mezcla a la perfección con su trabajo. Todo era un gran remolino de corridas de toros, playas y alcohol. Y se nota, porque mirar uno de los lienzos de Picasso es, literalmente, mirar su alma. Y esto es exactamente lo que pasa cuando nuestra vida, nuestra esencia, se funde con nuestro trabajo. Es cuando las descripciones de un trabajo y los títulos ya no tienen sentido, porque no vamos a trabajar: somos el trabajo.

Y esto me lleva a una gran hipótesis. Y si…

¿Qué pasa si lo que somos y lo que llegamos a ser es lo mismo? ¿Qué pasa si nuestro trabajo es tan meticulosamente autobiográfico que no podemos analizar por separado el producto de la persona? ¿Qué pasa si nuestros trabajos son nuestras carreras y nuestras vocaciones?

Y ese fue el momento en el que mi cabeza explotó.

Elegir ‘debes’ suena fantástico ¿verdad? Entrar en la plenitud de nuestros dones y ofrecérselos al mundo a través de nuestro trabajo.

“Pero si ‘debes’ es tan guay, ¿por qué no lo elegimos todos los días?”

Bueno, resulta que elegir ‘debes’ da miedo, es duro y se parece bastante a saltar desde lo alto de un precipicio desde el que no puedes ver nada si miras hacia abajo.

Ya hace un año que salté el primero de muchos precipicios, cuando dejé atrás un trabajo de ensueño en Mailbox para hacer arte.

Sección 1

Elegir ‘debes’ crea el tipo de trabajo que genera ondas que se propagan por el universo.

Pero empieza como un susurro, una llamada de algún lugar lejano.

El camino a mi ‘debes’ comenzó con un sueño recurrente sobre una habitación blanca.

El suelo era de cemento, las paredes blancas y había un colchón en el suelo, eso era todo. Y yo visitaba esta sala prácticamente todas las noches. Un día, un amigo me hizo la pregunta que cambiaría para siempre el curso de mi vida: “¿alguna vez has pensado en buscar tu sueño en la vida real?” No lo había hecho, pero más tarde empecé a preguntarme algo…

“Cuando decides buscar tus sueños en la vida real, ¿dónde vas?”

Craigslist, pensé.

Mientras escaneaba las pequeñas fotos de los pisos en alquiler me sentí ridícula, pero entonces la vi: la habitación blanca. Allí estaba, literalmente —mi sueño — en una pequeña imagen de apenas 72 x 72 pixeles de grande en la pantalla del ordenador.

Y así, mi viaje comenzó.

Crecer en Texas me hizo tener una ligera idea de lo que significaba tener una vocación —en el sentido más amplio de la palabra—, a pesar de que nunca lo había experimentado por mí misma. Moisés era una de mis historias favoritas, porque él fue la última persona de la tierra a la que elegiríamos para guiar a miles de personas hasta la tierra prometida. Era callado, tartamudeaba y, sin embargo, Moisés fue el elegido.

“Sigue tu felicidad y se te abrirán puertas donde no las había” escribió el filósofo moderno Joseph Campbell. Sin embargo, alguien me preguntó hace poco “¿y qué pasa si no oigo la llamada? ¿Qué pasa si quiero escucharla pero no puedo? ¿Qué debo hacer entonces?”

Y me vinieron dos ideas a la mente.

“Escribe tu futuro comunicado de prensa.”

En Mailbox adoptamos una práctica conocida en Amazon: escribir nuestro futuro comunicado de prensa. Así es, escribimos un comunicado de prensa real acerca de un producto que no estaba inventado: el que queríamos que existiera en el mundo. Nos imaginamos los titulares. Fantaseamos con lo que sucedería si nuestros sueños más descabellados se hicieran realidad. Incluso lo pegamos dentro de una revista y la pusimos en la mesita del café. Casi todos nosotros tenemos este tipo de anhelos con nuestros productos o nuestras empresas, pero muy pocos lo hacemos con nuestras vidas.

Roz Savage, un consultor de dirección que vivía “la gran vida” en Londres, tenía 33 años cuando se sentó y escribió dos versiones de su obituario:

“La primera versión era sobre la vida que quería tener. Pensé en los obituarios que había disfrutado leyendo, la gente a la que yo admiraba… La gente que realmente sabía como vivir” decía. “La segunda era la esquela hacia la que me dirigía —una vida convencional y agradablemente ordinaria—. La diferencia entre ellas era sorprendente y era evidente que iba a tener que cambiar algo. Sentí que tenía cosas que solucionar, pero yo era más parecido a un carpintero con un equipo nuevo de herramientas que no tenía madera para trabajar. Necesitaba un proyecto. Y así decidí remar el Atlántico”.


Volviendo a Mailbox, eran las 8 de la mañana del jueves 7 de febrero de 2013 cuando descorchamos la primera botella de champán. Éramos 13 y nos quedamos con los ojos abiertos mirando fijamente a nuestros monitores, viendo como nueve meses de trabajo en la aplicación para iPhone se lanzaban al mundo. Mientras miraba a las increíbles personas que tenía a mi alrededor y veía como crecía y crecía el número de noticias en directo que aparecían sobre nosotros, supe que ese sería uno de los mejores momentos de mi vida. Pero en el fondo no podía dejar de pensar que nada de eso tenía que ver con mi sueño de la habitación blanca.

Sección 2

Elegir ‘debes’ a veces requiere un salto fe.

Si alguna vez te has asomado al borde de un precipicio, habrás sentido el miedo.

Cuando eliges ‘debes’ se plantean cuestiones que dan miedo, son grandes y, a menudo, no tienen una respuesta fácil a la vista. Aquí están tres de los mayores temores que he escuchado y qué hacer con ellos.

01

El dinero puede ser un puente hacia la libertad de explorar ‘debes’. Y a menudo no requiere mucho, pero sí requiere determinación. El dinero puede ser utilizado para comprar un día, una semana o un mes de tiempo para trabajar en un ‘debes’ —que puede ser nada—. O puede ser utilizado para comprar un jersey, un traje, un coche: el valor de lo que es evidente y no implica riesgos.

Está claro que la mejor manera de hacer dinero es averiguar lo que te gusta y luego entregarte a ello. La gente que elige constantemente ‘debes’ en lugar de‘deberías’ encuentra una manera de hacer que funcione; y una vez que dan el salto, les resulta más fácil de lo que jamás imaginaron poder ganar dinero haciendo lo que les gusta

02

Encontrar nuestra vocación no significa que tengamos que renunciar a nuestros trabajos. Y tampoco significa que tengamos que reservar un billete de ida a una tierra mágica y lejana donde no haya cobertura. Como alguien que hizo ambas cosas, sé de primera mano que es fácil hacer la maleta, decir adiós y presionar el botón de autopropulsión por un tiempo. Pero la vuelta, la fase de reentrada, puede ser absolutamente brutal.

El camino más difícil, más complicado y más sostenible es hacer cambios todos los días dentro de nuestra realidad actual. Integrar, no destruir. Para Sheryl Sandberg, Vayamos adelante era un pequeño fragmento que fue creciendo dentro de su corazón durante años hasta que explotó para el mundo — al mismo tiempo que seguía dirigiendo una de las mayores empresas del mundo y criaba a dos hijos—. Entretejer ‘debes’ en nuestra realidad existente es co-diseñar pequeñas oportunidades con nuestros equipos. Se trata de dedicar un tiempo para estar a solas con nuestros pensamientos y luego seguir adelante. Se trata de hacer una cosa pequeña, cualquier cosa, para honrar nuestra realidad personal hoy.

Pero mientras el dinero y los horarios son las razones dadas con más frecuencia para no dar el salto, creo que la verdadera razón es algo más profundo y mucho más aterrador.

03

Mientras ‘debes’ viene de algún lugar profundo dentro de nosotros, una hermosa verdad que nos llama desde el interior; ‘deberías’ proviene de alguna parte externa, un lugar que es igual de importante y de gran alcance.‘Deberías’ viene desde el lugar que llamamos hogar, las personas que amamos, el mundo que hemos creado —la gente, los lugares y las cosas que nos definen.

“Término medio: una situación en la cual debes elegir entre dos cosas que son opuestas y no puedes tener a la vez.”

Es aquí, de pie al borde del precipicio, mirando hacia abajo, escuchando el canto de la sirena; cuando sentimos la perspectiva aterradora del abandono, el fracaso y la humillación. Y este es el momento exacto en el que las personas deciden no dar el salto para evitar el gran desconocido, ese lugar de transformación en el que no está nada escrito, nada está garantizado y todo es posible.

“La lista de ‘a qué le tienes tanto miedo’.”

Coge un trozo de papel y escribe los números del uno al diez a la izquierda de la página. En la parte superior pon el título “¿a qué le tengo tanto miedo?”Esta es la lista del peor de los casos. Esta es la lista de cosas que te hacen pensar “todos se van a reír de mí”. Estos son tus mayores miedos y tienes diez minutos para escribirlas.

Vamos.

Punto por punto, camina a través de ti mismo por cada uno. ¿Realmente se reirían de ti? ¿Lo harían? ¿Cómo te sientes al respecto? Punto por punto, ten una conversación acerca de todos sus miedos. ¿Realmente te quedarías sin casa? ¿Realmente estarías solo? ¿Realmente necesitas esa cantidad de dinero? Esta es una lista con tus ventajas y desventajas, y son las cosas más grandes que se interponen en tu camino.

“Los dos días más importantes de tu vida son el día en que naces y el día en que descubres por qué.” Mark Twain

Sección 3

Elegir ‘debes’ es un hábito de todos los días, una elección recurrente.

El hecho de que hayamos elegido ‘deberías’ ayer, no significa que elegiremos‘debes’ hoy. Y sólo porque elegimos ‘debes’ hoy no significa que no vayamos a caer en ‘deberías’ mañana.

Estaba anocheciendo cuando llegué a la habitación blanca de mis sueños. Era inhóspita, única, blanca y un símbolo de un nuevo comienzo. Mientras miraba alrededor, pensé: “¿qué demonios he hecho? ¿Por qué estoy aquí?” Y oí una voz, tan clara como el día, que decía: “es hora de pintar”.

A medida que pasaba el tiempo, me encontré a mí misma eligiendo ‘debes’con más frecuencia que ‘deberías’. Y con el tiempo, seguí eligiendo ‘debes’ y abriendo las puertas a mundos que nunca podría haber imaginado. Aquí hay tres cualidades que he integrado en mis hábitos y me han ayudado a alcanzar un ‘debes’ sostenible.

Soledad.

Muchas veces, volver a conectar con el camino del ‘debes’ no se trata de hacerlo corriendo.

“El mejor pensamiento se ha hecho en soledad. El peor se ha hecho en el tumulto.” Thomas Edison

Este viaje en solitario hacia el interior ha tenido muchos nombres a lo largo del tiempo — los mitos lo llaman el laberinto, el abismo, el bosque y el viaje nocturno—. Culturalmente, se le llama el walkabout: la búsqueda de la visión y la peregrinación. En tecnología, Ben Horowitz le ha llamado la lucha.

La búsqueda de la soledad es como al final me encontré en un apartamento de Bali sola durante seis semanas, en medio de los arrozales, sin teléfono, sin correo electrónico y sin paredes en tres lados de la casa.

Llamé a mi nueva casa “la casa sin paredes”. Estaba envuelta en palmeras, olía a jazmín y durante semanas las lagartijas, las ranas y la gente iban y venían a su antojo, porque no había reglas y no había paredes para detenerlos. Había soñado durante mucho tiempo con estar en un lugar en el que pudiera estar dentro y fuera a la vez.

Durante esas seis semanas en “la casa sin paredes” reduje la velocidad, silencié las voces y me relajé en un lugar tranquilo en lo más profundo de mí mismo. Soñé bajo las palmeras, el cielo nocturno y varias fases de la luna.

Céntrate.

Fue en “la casa sin paredes” cuando me enamoré de la luna. Y un día, un amigo mío de Bali decidió convertir dos de mis pinturas en textiles, sólo por el gusto de hacerlo.

“La monotonía y la soledad de una vida tranquila estimulan a la mente creativa.” Albert Einstein

Avanzo rápido unos meses: yo estaba de vuelta en San Francisco, tratando de averiguar qué hacer con esos exquisitos textiles. El proceso del batik de cada mano de pintura en cada tela era tan hermoso y se acercaba tanto a mi propio estilo de pintura, que quería encontrar una manera de combinar estas técnicas a mayor escala. Así que decidí ir a Nueva York, me acomodé en un apartamento y lo resolví en dos semanas.

Un amigo mío una vez comparó el estar centrado a una lámparita para leer libros: si mantienes la luz desviada, esta brilla por todas partes. Es muy brillante, pero cegadora.

Si apuntas con la luz y la concentras, se convierte en un rayo láser. Centrado y fuerte.

Involucra a otros.

Como ex-IDEO que cree en el poder del diseño centrado en el usuario, empecé a preguntarme, incluso preocuparme, cómo este viaje interior se conectaría con el mundo exterior. Y esto es lo que encontré:

“Elige tu ‘debes’. Después empieza a seguir todos tus antojos, anhelos y deseos asociados con él (esto puede ser raro al principio).”

“Haz una tremenda cantidad de trabajo, pero no lo critiques. Vive en el presente, no en la perfección.”

“Si te atascas, ¡haz cambios! Si sigues atascado, ¡destruye! Si aún sigues atascado, dale un día y date una larga ducha caliente.”

“Toma notas cuando, de repente, empieces a encontrar conexiones entre aficiones dispares.”

“Cuando tengas ideas nuevas, apúntalas. Cuando te surjan oportunidades, cógelas. Después, haz prototipos y enséñaselos a todos los que conozcas e incorpora su feedback. [Repite].”

“Tómate un tiempo a solas todos los días para meditar sobre tu trabajo.”


Durante mis dos semanas en Nueva York, envié emails a una docena de las mujeres más talentosas y brillantes que conocía, invitándolas a revisar colectivamente mi trabajo y a darme su opinión al final de mi sprint. Por supuesto que tenía que involucrar a los demás, pero no me di cuenta hasta que supe lo que estaba haciendo y por qué.

“El alma se rodea de amigos, así puede entrar en un mayor estado de auto-conocimiento o de soledad.” Ralph Waldow Emerson

Estas mujeres me dieron una información muy valiosa, destacando insights importantes. Por eso, a la semana siguiente me encontré atada a Bali de nuevo, solo que esta vez con 200 metros de tela bruta. Trabajé con artistas y maestros del batik, y pintamos a mano una edición limitada de 100 obras de arte inspiradas en las fases de la luna. Lanzamos los textiles como la colección inaugural de Bulan Project y se agotó en dos semanas.

Foto de Michael O’Neal

Sección 4

Esos que eligen ‘debes’.

Cuando lo que somos y lo que hacemos son una misma cosa, estamos caminando en la senda del ‘debes’. Cuando elegimos ‘debes’, lo que creamos esa nosotros mismos. Es un cuerpo de trabajo. Cuando hacemos algo porque tenemos que hacerlo y no sólo porque podemos hacerlo, establecemos la diferencia entre los productos desechables que duran unos pocos años y los movimientos alentadores que sustentan generaciones.

Elegir ‘debes’ es el tatuaje de una regla a lo largo del brazo para el diseñador industrial David Pierce, ya que su oficio y su cuerpo físico son una misma cosa.

Elegir ‘debes’ para Charles y Ray Eames fue diseñar juntos toda su vida y hacer que esta girara en torno al diseño.

Elegir ‘debes’ para Steve Jobs era referirse a Jony Ive no como un colega, ni como un socio creativo, sino como un “compañero espiritual”.

Si crees que hay algo especial dentro de ti y sientes que es hora de darle una oportunidad, ten en cuenta esa llamada de alguna manera ahora.

Si sientes un nudo en el estómago porque puedes ver la enorme distancia que hay entre tus sueños y tu realidad cotidiana, haz una cosa que te acerque a lo que quieres hoy.

Si has estado asomando al borde del precipicio pero no puedes dar el salto, cava un poco más profundo y descubre lo que te detiene hoy.

Porque es una opción recurrente en la vida y se produce en la intersección de dos caminos. Llegamos a este lugar una y otra vez. Y hoy en día, puedes elegir.